hipnosisclinicadestac

HIPNOSIS CLINICA REPARADORA. ¿QUÉ ES???

Mucha gente se pregunta qué es la hipnosis y qué ocurre cuando una persona se encuentra en estado hipnótico, pero en realidad no hay misterio. La hipnosis es un estado de concentración enfocada, del tipo que muchos experimentamos todos los días. Casi todos entramos en estados hipnóticos regularmente, cuando estamos absortos en un buen libro o una película, o cuando manejamos el auto en “piloto automático” por ejemplo.
Uno de los objetivos de la hipnosis es el acceso al inconsciente. Muchos tienen un concepto equivocado de la hipnosis siguiendo lo que se muestra en la televisión o representaciones teatrales. Estar hipnotizado no es estar dormido. La conciencia sabe siempre lo que uno experimenta mientras está hipnotizado y la persona recuerda todo lo experimentado durante su sesión de hipnosis.

Durante la hipnosis, tu mente está siempre despierta y observando y haciendo comentarios. Se trata de un estado de disociación mental. Estamos en hipnosis cada vez que la relación habitual entre conciencia y subconsciente se reconfigura de modo tal que al subconsciente desempeña un papel más dominante. El terapeuta es sólo un guía. Algunas personas durante la hipnosis contemplan al pasado como si estuviera mirando una película. Otros participan más vívidamente con reacciones más emotivas. A veces, la reacción predominante es la de “oír”, y hasta la de “oler”. Siempre el paciente puede comparar detalle y hechos con su vida actual. Es el observador de la película, su crítico y habitualmente también su estrella. Y mientras tanto permanece en relajado estado hipnótico.

La hipnosis clínica reparadora es una terapia que permiten obtener resultados en el tratamiento de síntomas psicológicos y que también permite crecer espiritualmente, o sea encontrando respuesta a muchos de los interrogantes que nos plantea la vida. No se trata de un método esotérico sino psicológico. La construcción mental al ser inconsciente nos conecta con una parte de nuestra vida mental simbólica, que se puede llamar realidad psíquica, imaginación o inconsciente. Lo fundamental de este método es que es terapéutico o sea reparador de emociones toxicas. Los recursos terapéuticos permiten regresiones a la niñez o a vidas pasadas. Se trata de entrar en contacto con momentos traumáticos, situaciones, reales o simbólicas, en las cuales de manera inconsciente el sujeto tomó resoluciones, ocupó determinados lugar y función que hoy tienen consecuencias sobre su calidad de vida actual. La función del terapeuta es acompañar al paciente, buscar el origen del síntoma haciendo consciente lo inconsciente a la manera freudiana y esencialmente “reparar” el daño encontrado. Se usan recursos terapéuticos que permiten al paciente sentir contención, comprensión, tomar una nueva toma de consciencia, lo que finalmente le posibilita reposicionarse frente a su historia personal.